La especie humana, con sus miles de años en este mundo, ha sufrido imperios, colonizaciones y desastres de todo tipo, naturales, sociales, políticos y religiosos.

En el 2020, la segunda década del segundo milenio luego de los acontecimientos de Cristo han ocurrido muchas cosas que nos parecen muy relevantes si lo comparamos con los años anteriores.

Mencionemos, como ejemplo, cuáles han sido los años igual de catastróficos o similar a este 2020.

1348, La Peste Negra

La Pandemia de la Peste Negra se originó por temas de higiene y duró varios años. La vida en la Edad Media no era la mejor por aquel entonces, no contaban con los recursos que actualmente tenemos. Las bacterias y los parásitos que abundaban fueron los causantes del cambio profundo en el modo de vida de la gente.

Aquel año inspiró a muchas personas, incluso fuera de la época. Un ejemplo: El escritor Francés Albert Camus compuso la novela que pretendía recrear la situación de ése tiempo, titulada La Peste (1947).

1940, La Segunda Guerra Mundial

La situación social no era buena. Ya se había librado una Guerra Mundial (1914-1918). Europa no estaba en su mejor momento. Estados Unidos pasaba por una situación bastante caótica luego del ataque que sufrió en Pearl Harbor. La República China también tenía problemas con Japón. La Unión Soviética representaba una posible amenaza. El fascismo en Italia estaba en su auge, y la Alemania Nazi estaba contra los ideales de todo el mundo.

La cordura de las personas llegó a estar al borde de la locura, incluso luego de la Bomba de Hiroshima y Nagasaki (más las otras guerras que pasaron luego).

Aquel año inspiró a muchas personas, incluso políticos. Hay cenizas de aquellos tiempos aún en los nuestros.

2000, El desastre informático Y2K

La forma en que fueron asesinados Mahatma Gandhi (1948), Jhon F. Kennedy (1963), Martin Luther King (1968), y otros más, se prestó para muchas teorías conspirativas pero ninguna se comparó a la Teoría Y2K.

La Teoría Y2K  marcó la transición de milenio entre el 1999 y el año 2000. El error Y2K si bien fue corto, pues sólo fue un fallo de software, no evitó algunos desastres económicos, sociales y religiosos, además de una gran paranoia global, quizá la primera. Muchas personas se suicidaron antes que ocurriera el gran fallo que finalmente, no sucedió.

2016-2018. Crisis global.

Entre esos años, las cosas empezaron a ponerse realmente feas. Murieron muchos famosos, hubo ataques terroristas en todos lados, se decía que el ex-presidente Donald Trump era el anticristo (o el actual Papa, Francisco), casi se destapa la Tercera Guerra Mundial a favor de movimientos norcoreanos y hubo mucha discriminación social. Sin olvidar la gran crisis económica que puso en jaque al sistema globalizador.

El peor año, según la ciencia, es el 536 D.C, donde se registraron desastres naturales más terribles que los del año 2020.

Así pues, el 2020 está muy lejos de ser el peor año de la historia, aunque sí dejó mucho qué pensar.

Por ejemplo, la situación social respecto a temas de comunicación y salud, dos grandes áreas que crecieron exponencialmente gracias a la informática y a la ingeniería de datos. 

El misticismo del 2020

El 2020 también tuvo sus eventos conspirativos, paranormales y místicos. El boticario y profeta Michael Nostradamus auguró para los años venideros, incluyendo el 2020, situaciones que nos recuerdan y coinciden en apariencia con la muerte de algún líder como podría ser, la Reina Isabell II de Inglaterra o Kim Jong, el lider Norcoreano, o con alguna otra guerra total, como la que amenaza la situación política entre Estados Unidos e Irán.

La Pandemia del CODV-19, la cual empezó en el año 2020 por un virus que se registró a finales del 2019, también fue protagonista de ideas conspirativas que asociaban armas biológicas con Bill Gates (CEO de Microsoft), la Biblia, y otras muchas ideas más del Apocalipsis.

La pandemia no evitó que otras actividades paranormales ocurriesen, como por ejemplo: Randonautica, una de las aplicaciones que se volvieron virales en el año 2020.

Incluso la famosa muñeca Annabell, protagonista de muchas películas de terror, también salió a pasear por allí, entre las fechas de agosto. 

Hechos del 2020

La realidad es que el 2020 tuvo muchos acontecimientos que pudieron cambiar o redefinir la vida del ser humano como especie dominante.

Murieron famosos, como el basquetbolista Kobe Bryant, los ex-futbolistas Paolo Rossi y Diego Armando Maradona, el actor David Prowse (Darth Vader de la trilogía Star Wars), el actor Sean Connery (James Bond), la Actriz Conchata Ferrell, el músico de rock Eddie Van Halen, el actor de Black Panther, Chadwick Boseman, la Actriz Kelly Preston, el actor Ian Holm, el actor Jerry Stiller, el cantante y compositor Óscar Chavez, el cantante y compositor Daniel Alvarado o el cantante de salsa, Tito Rojas y más.

El eclipse solar que ocurrió el 14 de Diciembre del año 2020, Júpiter y Saturno alineados el 21 de Diciembre del año 2020, la Súper Luna del 9 de Marzo del año 2020, el descubrimiento de ondas Radio-Espaciales.

Los avances científicos han protagonizado el año. Desde la llegada concreta de la red 5G hasta los estudios médicos y farmacéuticos para solventar la situación del Corona Virus.

La entrada a nuevos sectores comerciales jamás vistos, por medio de áreas digitales. La consolidación del deporte virtual (Gaming) por medio de figuras reconocidas en el mundo, desde la del futbolística Kun Agüero hasta la del concierto de Travis Scott en Fortnite.

El negocio de la publicidad, del marketing digital y la presencia de Internet no paran de aumentar. El valor de las empresas de broadcasting como Youtube, Twitch, o áreas de televisión vía streaming como Netflix han aumentado su valor de forma exponencial.

Las Redes Sociales se han vuelto el parque temático del mundo en plena pandemia, y lugar donde mejor se han podido denunciar situaciones terribles como el asesinato del ciudadano George Floyd (2020), las protestas en distintos lados de Latino América, Cataluña, Hong Kong, Kurdistán. La información se ha vuelto el bien más preciado actualmente.

El emprendimiento digital ha tenido cada vez más fuerza, y las casas de estudios virtuales como Platzy se han sabido sostener mejor que muchos centros estudiantiles y universitarios tradicionales. El mundo ha cambiado, y el desarrollo del mismo apenas ha dado sus nuevos mejores pasos en el año 2020. 

De ficción a realidad

¿Quién iba a pensar que incluso hasta un meme significaría tanto? Desde del perrito Chems hasta los africanos bailando con el ataúd. Y es que el 2020, con los tuits de Trump por ejemplo, han sido definitivamente digitales.

El entretenimiento y la información se han vuelto algo tan necesario que estamos a poco de parecer la novela de Aldous Huxley, Un Mundo Feliz (1932).

El teletrabajo empezó a ser tomado con más seriedad. Las empresas, cada vez más, invierten en el acceso a la información por medio de plataformas sociales como Facebook, Twitter, Instagram y Tik Tok. El valor del Bitcoin creció y hay, gracias al 2020, más campos laborales en los cuales desempeñarse.

Es cierto que la situación ha sido dura, pero incluso la comunidad LGTBQ+ se ha dado a respetar más que nunca (gracias, Calvin Klein).

La cultura popular dejó de ser nacional para volverse extremadamente internacional (aumento presencial del K-POP, por ejemplo). ¡Incluso la saga Half Life volvió!, y eso es más que suficiente para justificar el hecho del que el año 2020, por lo menos, sí fue épico en muchos aspectos. 

La verdad del 2020

Algunos definen el año 2020 como un año catastrófico mientras que otras personas sugieren que realmente fue lo contrario.

Este último pensamiento lo defienden personas que son emprendedores de algún Start Up (o ya poseen una empresa beneficiada por la situación), cantantes, autores, comunidades de freelancers y teletrabajos, entre otros.

El 2020 definió una era de consumo digital. Se empezó a valorar el recurso más importante que, de momento, poseemos como especie: la comunicación.

Avances científicos, desastres naturales, aceptación social, innovación de mercado y capacidad de flexibilidad a la hora de aumentar o distinguir recursos, es lo que definió un año que ha muy sido distinto de otros años.

La verdad es que este 2020 marcó, no sólo la segunda década del milenio sino también el inicio de una era consumista, rápida y orientada a la vida digital.


Imagen de Merry Christmas

G
hace 9 meses

Me encantó este artículo, bastante acertado y a la vez entretenido, espero leer más de este autor.

Añadir Comentario