Aleksandr Nikoláyevich Afanásiev fue uno de los estudiosos más destacados del siglo XIX, en el área del folclore y la literatura popular. Fue el más importante de los folcloristas rusos de la época y el primero en editar cuentos de tradición eslava.

Basilisa la Hermosa

Este es un cuento popular tradicional protagonizado por Basilisa, nombre de una heroína muy presente en la cultura popular rusa. En esta historia aparecen muchos otros personajes como la madrastra y la bruja Baba Yaga.

En este caso, la protagonista tiene que vencer muchas pruebas con la ayuda de una ayudante mágica. Esta ayudante es una muñeca encantada que su madre le regaló antes de morir. El castigo que Basilisa sufre de sus hermanas marcan esta historia que, sin embargo, acaba felizmente, casándose la protagonista con el zar.

En este cuento, cargado de simbolismo, aparecen los tres misteriosos jinetes que son el blanco (el día claro), el rojo (el sol radiante) y el negro (a noche oscura).

Como ejemplo del simbolismo y la magia de este cuento, destacar la forma en que se describe la cerca que rodea la casa de la bruja, hecha de huesos humanos y de calaveras, de las cuales, de sus ojos, salía una luz que alumbraba el bosque. La aparición espantosa y horripilante de la bruja es otro momento a resaltar.

El adivino

Este es un cuento clásico de la literatura rusa y trata sobre un astuto campesino que decide ganarse la vida como adivino.

Su fama se hace tal que logra llegar a la corte del zar. Éste lo llama un día para que le ayude a averiguar el paradero de un anillo que se le ha perdido. Después de esto, una serie de circunstancias muy afortunadas sacarán al pícaro campesino de apuros y lo convertirán en toda una celebridad.

El Gallito de Cresta de Oro

Es un cuento sobre los valores, una historia que forma parte del folclore ruso y que está repleta de enseñanzas indispensables sobre la humildad, la gratitud, la envidia y la codicia. Un cuento ideal para niños por las enseñanzas que deja.

Esta historia empieza cuando un campesino encuentra un gallo con la cresta de oro que más tarde ofrecerá su ayuda a los amos de éste. Varios personajes más se entrecruzan en esta historia en la que muchas veces las cosas no son lo que parecen.

De nuevo, la importancia de los valores como la gratitud, la justicia y la humildad son el tema central. En un pasaje del cuento se puede leer esta frase: “Ay, la envidia, qué mala es… y qué buena la gratitud hacia aquellos que son humildes y bondadosos”, llena de significados y enseñanzas para quien lee o escucha.

En este cuento, la enseñanza primordial es que la humildad se ve recompensada ya que la pareja de campesinos, gracias al gallo de la cresta de oro, al final, recuperan lo que se les había robado.

El gallo no duda en ayudar a sus amos porque ve bondad en sus corazones y siente gratitud hacia ellos. En esta historia, la bondad es una cualidad humana que suele ser recompensada por la gratitud y en este caso, por la solidaridad del animal.

El sentido de la justicia queda patente en este cuento ya que se puede ver claramente a quien le corresponde lo suyo por la forma en que actúa el gallo.

Y a su vez, la envidia cegadora, representada aquí por el noble que no duda en robar a los campesinos a pesar de no necesitarlo, solamente, por el placer de hacer el mal, cuando se une con la codicia y obliga al alma humana a cometer errores irreparables.

El Gigante Verlioka

Cuenta la historia del terrible gigante Verlioka que rapta a las nietas de un campesino y quiere además aplastar también a la mujer de éste. Entonces, el abuelo campesino decide ajustar cuentas con el gigante.

En su búsqueda de Verlioka, se encuentra con una oca sin cola, un perro de mil razas y un burro sin rabo. Todos quieren también lo mismo que el campesino, vengarse del gigante, porque a todos les había hecho cosas espantosas. Así es como, todos juntos, buscan vengarse de el.

La estructura de esta historia se corresponde con el esquema del cuento tradicional ruso. Los animales y los humanos unen fuerzas, enfrentándose a las adversidades para poder superarlas y finalmente obtener la ansiada victoria.

Cabe destacar que ésta es una de las muchas versiones de Verlioka. En algunas, la ayuda viene ofrecida por elementos que van apareciendo por el camino del abuelo, como cuerdas, molinos de agua, hornos, bellotas, etc, objetos mágicos relacionados con la cultura del pueblo ruso.

Para hacer más memorable al terrorífico gigante Verlioka, el autor opta, en esta versión, por introducir a los animales que ayudan al abuelo a vencerlo.

En definitiva, un autor bastante desconocido que nos enseña, a través de universo mágico y a veces terrible, sobre lo divino y lo humano.


Imagen de press

Añadir Comentario

Top Videos