El líder de Nirvana falleció el 5 de abril de 1994, aunque su cuerpo no fue encontrado hasta tres días más tarde. Su música y su irreverencia lo convirtieron en leyenda.

Una adolescencia difícil

Kurt Cobain nació en Aberdeen, una ciudad portuaria del estado de Washington, sobre el Océano Pacifico, no muy lejos de la ciudad de Seattle.

Desde pequeño mostró aptitudes artísticas. Sobresalía en el dibujo, aprendió a tocar el piano de oído y disfrutaba escuchando los sonidos de batería. Pero en su entorno familiar las cosas no iban muy bien.

A los nueve años, las peleas y discusiones entre sus padres ocasionaron el divorcio. Kurt Cobain fue a vivir con su padre mientras que los fines de semana los pasaba con su madre y hermana.

Pasaron los años y las cosas no mejoraban en su entorno familiar. Su padre se volvió a casar con una mujer que tenía dos hijos y tendía a tomar partido por la madrastra y los hermanastros.

Cuando cumple catorce años, su tío le obsequia con una guitarra. En la adolescencia, Kurt comienza a experimentar con las drogas. Después de un año de vivir con su padre, Kurt se va a vivir a las calles como un sin techo durante algunos meses y finalmente acaba de nuevo con su madre aunque tampoco ahí logra encontrar un entorno familiar favorable porque, en ese entonces, su madre rodaba por la pendiente del alcoholismo.

Mientras, seguía con sus estudios en el Instituto de Aberdee donde empieza a destacar en la parte musical. Ahí, se hace amigo de Buzz Osbourne, el cual ya tocaba en una banda de punk rock de la ciudad y a través del cual, Kurt Cobain empieza a interesarse por el género.

Asiste a las actuaciones de la banda de su amigo, llamada Melvins, y a partir de ahí, ingresa en el mundo de la música teniendo contacto con otros jóvenes afines a ese género musical.

Mientras cursaba sus estudios en el Instituto, en su entorno familiar las cosas no iban tan bien.

Aumenta su afición a las drogas y al alcohol. Durante 1984 y 1985, Kurt Cobain vivió con amigos y en ocasiones, como un sin techo, llegando a dormir en la sala de espera de algún hospital; fue detenido por problemas con el alcohol y por pintar grafiti.

Nirvana y el Grunge

A finales de 1985 formó su primera banda, Fecal Matter, con el bajista Krist Novoselic y en la batería, Aaron Burckhard.

Después de algunas grabaciones y actuaciones caseras, Kurt rebautizó a la banda con su nombre definitivo: Nirvana.

En 1988, un sello independiente, Sub Pop Records, editó su primer single de Nirvana, Love Buzz.

Conocidos en el mundo musical de la ciudad de Seattle, Nirvana grabarían su primer álbum llamado Bleach en 1989.

Aunque con su primer álbum no tuvo mucha suerte, Nirvana logra crear un original sonido considerado una mezcla de punk con heavy metal. El talento de Kurt Cobain como compositor y escritor se comenzó a manifestar en canciones como About Girl.

En los 90s, Kurt Cobain y Krist Novoselic se mantendrían como principales en el grupo.

El baterista Aaron Buckhard sería remplazado por Chad Channing, quien fue, a su vez, substituido por Dale Crover, y éste, por David Grohl.

En 1991, aparece Nevermind, el segundo álbum de Nirvana que significa una verdadera revolución musical.

Su particular mezcla de punk y heavy metal da origen al género llamado Grunge.

El Grunge no se diferencia de otras tendencias del rock alternativo pero la fuerza expresiva de las letras de Kurt Cobain llaman poderosamente la atención.

El arranque de Nirvana y del Grunge tampoco se entiende sin el contexto particular, es decir, el nacimiento de la MTV y lo que esto significa. La publicidad que este canal de televisión hace del videoclip del tema Smells Like Teen Spirit, que incluso llegó a desbancar al propio Michael Jackson, representa la consagración de la leyenda del grupo.

Sin embargo, lo que ocurrió no fue del agrado de Kurt ya que él no veía el sentido de ser famoso. Fue en ese entonces que comenzó con su adicción a la heroína.

En 1992, Kurt Cobain contrajo matrimonio con Courtney Love, cantante y guitarrista de la banda llamada Hole.

En agosto de ese mismo año, nació su hija Frances Cobain. Poco después, sale el álbum Incesticide, con recopilación de temas que solo se habían oído en conciertos en directo del grupo, temas como Silver o Son of a Gun.

En 1993 sale a la luz su álbum, In Utero, que se mantenía fiel al sonido Grunge mientras las letras escritas por Kurt se hacían cada vez más personales y destacaban por su hostilidad y su rabia.

En marzo de 1994, durante la gira por Roma con Nirvana, Kurt logra sobrevivir a su primer intento de suicidio por sobredosis gracias a Courtney Love que lo trasladó inmediatamente a un hospital en estado de coma.

De vuelta a Estados Unidos, se produce un confuso incidente con Courtney Love por un exceso de celos. Poco después, Courtney logra convencerle de iniciar una desintoxicación.

Kurt Cobain ingresó a una clínica en Los Ángeles pero la abandonó pocos días después.

El 5 de abril de 1994, en el pabellón de invitados de su casa en Seattle, kurt Cobain, con apenas 27 años, pone fin a su vida de un disparo. Con su trágica muerte, comienza el declive del Grunge y nace su leyenda marcada a fuego en la historia de la música como el penúltimo miembro en ingresar al maldito club de los 27, junto a Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison o Amy Winehouse.

Poco después de su muerte, aparece en las tiendas el Unplugged in New York (1994), grabación del concierto que Nirvana había ofrecido en esta ciudad.

A partir de eso, David y Krist comienzan una batalla legal con Courtney por los derechos legales de Nirvana. Después de ese incidente, salen a la luz canciones inéditas como: Nirvana (2002), With the Lights Out (2004) y Silver: The Best of the Box (2005), entre otros álbumes.

Hoy, Nirvana sigue sonando con más fuerza y más rabia si cabe.


w00tdew00t, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons

M
hace 9 meses

Gracias por el recuerdo de un músico genial y diferente. Lástima de su vida personal.

Q
hace 9 meses

Totalmente de acuerdo. El fin de Cobain, de Nirvana y del grunge es casi el fin de un época en la música, sobretodo para el rock. El último aullido antes de la explotación masiva de los grandes festivales de música, de la hiper-digitalización, de los concursos musicales televisivos y finalmente, de internet.

El rock no muere con Cobain pero sí que se dispersa.

Añadir Comentario