¿Te suena el nombre Antoni Gaudí?

Si naciste en Barcelona y tienes menos de 138 años, muy probablemente sí, ya que en 1882 es cuando comenzó la construcción del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, una enorme basílica de 172 metros de altura cuando se termine, previsiblemente, en 2026.

Comenzando desde el principio:

Comenzó como una idea, la de un librero llamado José María Bocabella. Con ayuda de la Asociaciación de Devotos de San José formada por él mismo en 1866 y la publicación de una revista que sobrevive aún en nuestros días, llamada Temple, consiguieron juntar las 172000 pesetas (Actualmente, 1034 euros o casi 82000 pesos Argentinos) necesarias para comprar los 15600 metros cuadrados de área que ocuparía. Bastante bien valuado, ¿No?

La Asociación encargó al arquitecto Francesc de Paula y Villar la construcción de un templo que no fuera como ningún otro y que reine sobre los cielos de la ciudad en rápido crecimiento.

De Paula renuncia como director del proyecto por discrepancias con Bocabella y Martorell (Otro de los encargados designsdos por la Junta) al poco tiempo de la colocación de la primera piedra.

Antoni Gaudí nació en 1852 como el menor de cinco hermanos. No está claro cuál fue el lugar exacto de su nacimiento, pero sí su bautismo en la iglesia de Sant Pere Apòstol de Reus el día posterior, bajo el nombre de Anton Placid Guillem.

Parte de una familia que hace cinco generaciones trabajó en la manufactura de productos de cobre, el pequeño Gaudí tuvo sus encuentros con figuras tridimensionales complejas a los 5 años. De adulto, recordará estos momentos como los principios de desarrollo de su habilidad de imaginar planos en 3d.

Tuvo reuma en su infancia, el aislarse bastante lo convirtió en un chico tímido con mucho tiempo para estudiar. Se graduó como arquitecto en 1878 a la edad de 26 luego de servir en el servicio militar, donde debido a su delicada salud no fue convocado en la Tercera Guerra Carlista, que coincidió.

El joven arquitecto se abstrajo en sus estudios perfeccionando sus habilidades, como distracción tras la muerte de su madre y uno de sus hermanos en 1876.

Poco después, el nuevo talento sucedió con entusiasmo el trabajo de Villar el 3 de noviembre de 1883 a sus 31 años. Si recuerdan, el pedido de la Asociación era el de hacer algo único.

No pudieron creer a sus ojos cuando Gaudí entró con los primeros modelos de lo que se convertiría en su obra maestra:

Un gran comienzo.

Su estilo era algo único; una unión de la arquitectura gótica y modernismo, pero lo que la hace destacar es el notable entendimiento en leyes de la física que logra mantenerla en pie.

Gaudí era arquitecto antes que artista. Buscó inspiración en los enormes arcos construidos previamente por Romanos, impresionado con su resistencia y volumen.

Su principal material era piedra de Montjuïc, un tipo de arenisca extraído de un monte cercano del mismo nombre (Mountjuïc=Monte de los judíos), que como cualquier otro tipo de roca puede soportar enormes presiones sin problemas, pero en tensión se fractura rápidamente generando grietas y dañando la estructura, por lo que el secreto era construir alto, y en cantidad.

Bueno... No era un secreto, realmente. Los Romanos utilizaron este mismo principio en el Coliseo o el Acueducto entre otros, y aún se mantienen en pie desde hace cerca de 2000 años, algo de razón tenían.

22 años luego que el primer ladrillo fuera colocado, Joan Maragall en 1905 logró volver a atraer la atención del público y con ello de fondos para continuar la edificación, además de ser gigante fue repetidamente detenida debido a la falta de aportes.

Gaudí quería que la generación que comenzó la labor vea una parte de ella terminada y además era una motivación para los que vengan, por lo que la ayuda le vino bien.

En 1926, el 7 de junio, Gaudí fue golpeado por un tranvía a la edad de 73 años de camino a su diaria confesión y murió en el hospital. No pudo ser reconocido por los caminantes como el arquitecto tan conocido ya que su obsesión con estar pendiente de la construcción de su obra maestra hizo que viviera sus últimos meses encerrado en su taller, descuidándose completamente, tomando la apariencia de un indigente.

¿Y ahora qué?

El proyecto estaba nada más ¼ terminado para el momento de su muerte, y residentes de la ciudad de Barcelona marcharon con su ataúd hasta la Catedral donde fue enterrado. En textos de opinión publicados en la prensa en los días posteriores se dijo que 'el culpable fue el progreso', referenciando a los 10 kilómetros por hora de velocidad del transporte que lo golpeó.

Sin el alma tras la idea, comenzaron grandes demoras. El ayudante de Gaudí, Domènech Sugranyes, se colocó a cargo de una construcción única en su tipo sin mucho presupuesto.

En un principio, una tabla de madera con el modelo de la base a escala de la estructura colocó tornillos, a los que ató bolsas con el equivalente en peso de su modelo también a escala, al dar vuelta la maqueta lograba ver por primera vez los arcos que soportarían el peso de su futura idea, le llevó 10 años hasta estar satisfecho con su representación de los pesos de las bolsas y la tensión en las sogas.

Una representación de este modelo se encuentra actualmente en el sótano de la basílica, en la que se puede observar la silueta del edificio al revés. Las maquetas y modelos originales de Gaudí fueron destruidos en un incendio en 1936 a causa de la Guerra Civil Española.

Sugranyes y la Asociación a cargo no se dieron por vencidos, pero si debieron paralizar la construcción por la duración del conflicto.

Múltiples intentos de reconstruir los modelos fueron convocados, una tarea difícil ya que los modelos tenían piezas muy dañadas si no completamente perdidas, pero suficiente se recuperó para continuar la construcción sin perder el característico estilo.

No fue tarea fácil; la arenisca trae diferentes colores debido a variación en su densidad y a las impuridades de la roca, las cuales hacen que su color pueda variar entre escalas de azul y grises hasta rosa y rojo.

Durante los primeros años de construcción nadie le prestaba atención; la arenisca existía a montones cerquita de la construcción misma. Cuando el año 1954 llegó, el trabajo gradualmente dejó de ser meramente estructural y comenzó a decorarse la fachada exterior. Esto coincidió con las primeras señales de agotamiento de los yacimientos de Mountjuïc.

El trabajo continuó, lentamente, con piedras recicladas de otros edificios y ladrillos (Aunque la piedra reciclada era mucho más deseada).

Pese a esta escasez, en 1962 en una de las criptas se empezó a levantar un museo en honor a Gaudí.

No obstante, la falta se agravó y, la construcción entera sufrió un cese de actividad.

Los encargados de la obra fueron obligados a reunir materiales de otros rincones del mundo, incorporando otros materiales asimilándose lo más posible al color, peso y densidades de las rocas originales siendo Galicia, Cantabria, Inglaterra y Francia los orígenes de gran cantidad de la fachada exterior.

Se retoma la construcción, una vez más:

No sólo fueron reacios en un principio a la utilización de nuevos materiales debido al problema de la densidad y al no ser fieles al plan original de Gaudí; exportar materiales era sustancialmente más caro.

Por decenas de años el mayor ingreso que la construcción recibía eran donaciones. En un principio estas eran variables y escasas, pero la necesidad es la madre de toda invención y en este caso la invención consiste en uno de los sitios turísticos más populares de Europa.

A precios del 2019, las entradas varían entre 17 y 32 Euros (Entre unos 2200 y 4500 pesos Argentinos aproximadamente) y es la segunda estructura de carácter religioso más visitada de Europa con unos 4.5 millones de turistas anuales (Un tercio de la totalidad de visitantes de la ciudad de Barcelona), siendo únicamente superada por el Vaticano.

Recién en los últimos años programas de modelaje 3d fueron capaces de alcanzar a la mente de Gaudí, ya que softwares básicos eran demasiado simples para representar su técnica.

La suma de tecnología y capital aceleraron mucho los plazos: Es común ver gigantescas grúas en lo alto con las que no se contaba en el año 1882. De seguro están haciendo las cosas un poco más amenas para quienes trabajan hace años o quizás generaciones en el mismo proyecto.

El turismo de todas partes del mundo ha provisto a la catedral con fondos suficientes para acelerar el trámite, pese a que según un estudio del Ayuntamiento de Barcelona, el 80% de los turistas que van a la Basílica solo la admiran desde fuera.

Actualmente, la última fecha de terminación oficial publicada es en algún momento del 2026, buscando recordar los 100 años del fallecimiento del padre de la Sagrada Familia.

Ciudad y personajes destacados:

El gran crecimiento de la ciudad rápidamente encerró la construcción en pocos años, pese a que fue construida en un campo lejos del foco urbano, que duplicó su población entre 1877 y 1900 y otra vez antes de 1930. Valencia, Sevilla, Málaga y Zaragoza, ciudades cercanas que también fueron focos activos de modernismo, sintieron los efectos del éxodo rural proveniente de Cataluña y la expansión de la industrialización en ellas, con el mismo resultado.

Dato curioso : El precio del servicio aumentó un 40% en el año 1951 como un plan para recaudar más dinero para la dictadura. Esto fue repudiado por los ciudadanos, quienes en la primera forma de protesta dejaron de usar el servicio. Poco después, los tranvías fueron olvidados... ¿No?

El estilo modernista es descrito como - urbanista y burgués-

Los pintores modernistas catalanes (Ramón Casas, Javier Gosé, Miguel Utrillo y otros) se reunían en una taberna llamada Els Quatre Gats. Alguien que quizás reconozcas, Pablo Picasso, frecuentaba el lugar.

Algunos arquitectos catalanes que inspiraron también a Gaudí fueron Elías Rogent y Juan Rubió. Ellos y otros consolidaron la base del estilo en la construcción de la Universidad de Barcelona y la Escuela Industrial de, también, Barcelona, siendo éstas, sólo dos de varias.

Otros sitios de interés en Barcelona pueden ser el Museo Picasso, la Plaza de España, el Museo de Arte Nacional de Catalunya o el Castillo de Montjuïc.

Final y actualidad:

Siete de las obras de Gaudí fueron consideradas como Patrimonio de la Humanidad en un período de 21 años, entre 1984 y 2005. Estas son: el Parque Güell, el Palacio Güell, la Casa Milà, la fachada del Nacimiento, la cripta y el ábside de la Sagrada Familia, la Casa Vicens, la Casa Batlló y la cripta de la Colonia Güell. Wow.

Para ser consideradas, estas debían superar al menos uno de seis criterios culturales establecidos por la UNESCO. Estas siete caen en los criterios uno, dos y cuatro establecidas por la organización:

I. Representar una obra maestra del genio creativo humano.

II. Testimoniar un importante intercambio en valores humanos y desarrollo arquitectónico, tecnológico, artístico, urbanístico o paisajístico.

Y

IV. Ilustrar una etapa significativa de la historia humana

El arquitecto fue interpretado en 3 películas, un musical, una ópera y una novela en los posteriores años que ayudaron a afianzarlo como alguien notorio en la cultura Barcelonés.

Dato curioso: ¡They are back! Desde 2004 hasta 2008 fueron trazados 28 kms que separan seis estaciones en la metrópoli, 33 años después de su cierre de operaciones. ¿Será este el principio del retorno de los tranvías en las grandes ciudades?

Con la existencia de los trenes bala, colectivos doble piso, metros/subterráneos y el automóvil... es poco probable por lo mismo que fueron dejados de lado en un primer lugar, precio y eficiencia.

Pero puedo casi asegurar que recorrer Barcelona es un viaje en el tiempo, y hacerlo en un medio de transporte de la época, ¡Ha de darle un buen toque!


Imagen original de Annie Spratt

Añadir Comentario

Top Videos