¡Hola!

Me llamo Pau. Me presento rápidamente. Tengo 41 años, estoy especializado en Recursos Humanos y estudié Periodismo hace un montón de tiempo. De aquí mi afición a escribir.

Pero tengo otra afición: la naturaleza y la historia. Es por eso por lo que pretendo ir escribiendo por aquí artículos que os cuenten, por un lado, rutas y recorridos por Cataluña y, por otro lado, historias vinculadas a esas rutas o pueblos que seguro os interesaran ya que son curiosas e interesantes.

Hablaremos, por ejemplo, de piedras gigantes en el camino puestas por el mismísimo Diablo, de cazadores petrificados en forma de montañas o de hospitales de sangre levantados en medio de la montaña en pleno siglo XIX.

Para ilustrar mis artículos siempre podéis visitar mi Instagram: @pau_mascort. Ahí están las mejores fotos de mis excursiones.

Empecemos, sin más preámbulos, con la ruta-historia de hoy que servirá, de paso, para dar unos cuantos “tips” de cómo afrontar estos paseos-excursiones sencillos que os propongo. Hoy vamos con:

Sant Llorenç del Munt i l’Obac. L’Hospital de Sang.

Esta es una ruta sencilla. Tres horas.

Me gusta que mis excursiones no sean muy complicadas. No me considero un “pro”, de esos equipados de arriba abajo, que parece que han saqueado un Decathlon un sábado por la mañana y que, al sacar el tapper en la zona de picnic, parecen soldados que van a invadir Irak.

Lo mío es más sencillo: sudadera, tejanos, buen calzado y una mochila con un bocadillo y agua (1’5L si vas en pareja para esas 3 horas de camino). Y el móvil, con alguna aplicación de seguimiento de rutas y su propia cámara apunto. En marcha.

Dejaremos el coche en el parquin de l’Alzina del Salari. No os lieis: Google maps en el coche y listos.

Insisto: busquemos siempre rutas fáciles de bonita recompensa.

Y como siempre digo: “Si a las 10:00 de la mañana no estás ya en la carretera, déjalo para otro día, que la montaña te espera”.

A partir de ahí a lo fácil. Está perfectamente señalizado. Cataluña tiene miles de rutas que van siguiendo los recorridos marcados como GR (Gran Recorrido -blanco y rojo-), PR (Pequeño Recorrido -blanco y amarillo-, SL (Sendero Local -blanco y verde-).

Si a esto le sumas algún mapa que te hayas descargado a través de Wikiloc, por ejemplo, o del propio Google maps, pues difícil será que te pierdas. (¡Truco! El día antes, con wifi y desde el sofá de casa, te bajas el mapa en tu móvil así no sufrirás por la cobertura en medio de la montaña y sabrás en todo momento por dónde vas y dónde estás. Bájatelo del Google Maps. Bájatelo de Wikiloc. Bájatelo de donde quieras. Pero bájatelo. Te ahorrarás 12 millones de problemas.)

Sant Llorenç del Munt i l’Obac - foto de Pau Mascort

sant-llorenc-del-munt-i-l-obac-l-hospital-de-sang

¿Pues ya está no? Qué crees que empezaré ahora con lo de “sigue recto hasta…”, “gira a la izquierda cuando…” o: “al llegar al pino con la primera luz, al alba, mira al este…” (esto último no es mío, es de Gandalf).

Pues no. Para eso hay 2 millones de webs que ya os van diciendo lo que hacer.

Yo estoy aquí para deciros que, desde el parquin hasta nuestra destinación, siguiendo las indicaciones, tenéis, máximo, 2 horas sencillas de ruta por la montaña. Es agradable. Es sencillo. Y a medida que vais subiendo llegaréis a zonas desde las que podréis hacer fotos muy chulas tanto de las formaciones rocosas del propio parque de Sant Llorenç del Munt como de Montserrat (que podréis divisar al fondo).

Pues poquito nos queda ya para llegar a nuestro destino. Si seguís con las indicaciones tanto del móvil como las que hay por el propio camino llegaréis al cruce que os indica por donde ir al Hospital de Sangre. Suena raro, pero sí: ¡ahí cerca, montaron algo bastante útil e importante!

Un poco de historia

El tema era que a lo largo del S.XIX hubo hasta tres guerras de 7, 3 y 4 años entre los partidarios de Carlos de Borbón y Isabel II. Las Guerras Carlistas.

Esas guerras de hecho no se trataban sólo de una disputa al trono de España, sino que confrontaban principios políticos opuestos: los partidarios del absolutismo y la monarquía tradicional y los liberales partidarios de una profunda reforma política.

En definitiva, un follón que se dirimió en zonas muy distintas por toda la península: de Andalucía al País Vasco pasando, como no, por Cataluña y la zona donde nos encontramos.

Pues justo por ahí hay unas rocas curiosas. Curiosas porque si, a lado y lado, levantas un muro con piedras te queda una “casita” monísima, “para entrar a vivir”.

No es broma. Si al hecho de que ahí los heridos podían quedar perfectamente resguardados de lluvia, viento y enemigos, le sumáis la situación alta, estratégica de la zona, y una fuente natural de agua, entenderéis porqué montaron ahí ese chiringuito que hoy todavía se mantiene en pie (sin soldados ensangrentados, eso sí. Máximo algún excursionista con un poco de agujetas). Sólo falta una cosa.

-Oye Pau, ¿y el agua?, no la veo.

Ahhhh amigo…, seguro que al lado de “La casita” has visto nada más y nada menos que una cueva.

-Métete.

-¡Métete tú, está oscuro!

-¿No te he dicho que trajeras el móvil? ¡Venga, ilumina!

-¿Hay un oso?

-Sí, tres. Y tú eres Ricitos de Oro. ¡Tira!

-¡Ostras!, se oyen gotas de agua.

-¡Ahí vamos!

Y después de 20 metros (sí, esta cueva es más profunda de lo que parece), veréis cómo de la roca cae agua e incluso hay montado un pequeño grifo.

¡Y ya está!

Comeros el bocadillo, fotos y de vuelta al camino original. Si seguís la ruta podéis completar una ruta circular de vuelta al parquin. Calculando la media hora para el bocata, habréis tardado menos de 4 horas. Coche y a casa a descansar.

Cueva en Sant Llorenç del Munt i l’Obac - foto de Pau Mascort

cueva-sant-llorenc-del-munt-i-l-obac-l-hospital-de-sang

No está mal, ¿eh? ¡Ejercicio, naturaleza, fotos bonitas y un poco de historia!

Pues, por hoy eso es todo. ¡Nos leemos a la próxima!

¡Sed buenos y hacedlo fácil!

Pau Mascort

IG @pau_mascort


EliziR, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

A
hace 11 meses

La zona de Sant Llorenc del Munt es muy bonita! Gracias por compartir este artículo tan interesante. Me apunto esta excursión para hacerla próximamente.

Añadir Comentario