Este último año de 2020, la escritora Liz Braswell nos volvió a sorprender con la publicación de su libro, 'La Sirenita. Un Giro Inesperado'. La autora de esta historia, nos plantea, en esta ocasión, una situación alternativa al cuento de la Sirenita, de Walt Disney: ¿qué pasaría si Úrsula hubiera vencido?

La escritora nos plantea una historia alternativa en un nuevo mundo donde Úrsula, bajo el semblante de Vanessa, se ha casado con el príncipe y quiere gobernar todo lo que tiene a su alrededor.

Pero, como buen ser vengativo, quiere causar todo el daño posible a Ariel y a todos los de su mundo porque, hay que recordar, que Úrsula fue desterrada de su reino por el rey Tritón.

En relación con la autora, podemos destacar que tiene más libros, toda una colección o subgénero podriamos decir, en los que el subtítulo o acotación se centra en “Un giro inesperado”.

En ellos, historias como las de “Frozen”, “Aladín” o, incluso, “La Bella Durmiente” han tenido una segunda parte en el que, posiblemente, el bien no ganó.

Son historias alternativas y situaciones hipotéticas a las que somete a los personajes con el fin de crear una nueva historia.

Nos encontramos ante una novela en la que Ariel se ha convertido en la nueva reina de Atlántica y, también, a causa de ello ha madurado. Ya no es la princesa irresponsable que quería conocer todo del mundo adulto.

Aunque ha dejado algo en su pasado que echa de menos: Eric, el príncipe al que salvó y del que se enamoró hasta el punto de llegar a hacer un trato con la bruja del mar para poder tener piernas.

Durante la lectura, podemos recordar tanto personajes como situaciones de la película Disney, por lo que volvemos a nuestra querida infancia.

La novela es amena y rápida de leer, aunque el final se puede considerar bastante previsible. Podemos destacar la bonita historia de amor y una lealtad familiar que en el propio cuento apenas se apreciaba, posiblemente por la evolución y madurez de los personajes.

El lector parte de la premisa que hubo una historia de amor, que ambos enamorados se separaron y que no pudieron reunirse nuevamente. Por lo tanto, al leer el libro,  nos vuelven las ganas por saber qué pasará cuando se encuentren de nuevo y cómo se desencadenarán los hechos.

En relación a los personajes, Ariel sigue siendo una intrépida sirena que quiere recuperar su anterior vida. Aunque es la reina, por la falta de su padre, ella no se percata de que echa de menos todo lo relacionado con el mundo seco, que es así como le llaman.

En algunas tramas, la autora nos muestra pequeños detalles o descripciones que ayudan a reconocer a los personajes, como es el caso de las hermanas de Ariel.

Como aspecto positivo, podemos destacar la perfecta continuación en el desarrollo que va atando lazos de la historia original.

En ningún momento se sale de la historia o bien se le da protagonismo a personajes que no existieron anteriormente. Es más, nos encontramos ante una novela fresca que, gracias a la repetición de personajes, el lector fácilmente recupera la curiosidad por saber qué ocurrió anteriormente y cómo se han desarrollado sus vidas.

Como aspecto negativo, posiblemente, el hecho de romper con el clásico pero efectivo “y fueron felices y comieron perdices”. Esto hace que el libro nos pueda resultar un poco desilusionante sin embargo, esto no empaña la calidad de la historia contadad.

Personalmente, la recomiendo a aquellos nostálgicos de los cuentos de hadas que quieran revivir, una vez más, en un mundo lleno de fantasía.

Añadir Comentario

Top Videos