Venezuela tiene como epíteto y slogan histórico 'tierra de gracia'; así quedó bautizada nuestra nación en los registros del Almirante Cristóbal Colón.

Pero más allá de las riquezas probadas de múltiples minerales y elementos energéticos, queda demostrada la condición bendita de nuestro suelo en momentos tan críticos y delicados como en esta pandemia mundial.

Consideremos primero el aspecto alimentario; un bloqueo que hemos venido sufriendo nos ha obligado al grueso de la poblacióna eliminar comidas chatarra, salsas y productos grasososy refrescos y chucherías industriales.

Entonces, nos hemos visto obligados a consumir a diario lentejas, caraotas, frijoles y pare usted de contar la variedad de granos consumidos, además de beber jugos naturales hechos en casa y comer las frutas que la naturaleza nos regala en gran escala en cualquier comunidad popular venezolana.

Ese, es el caso del mango, que en la actualidad se encuentra en su segundo ciclo de cosecha y que aquí escuchas que 'hasta se pierde'; porque puedes encontrar un frondoso árbol de mango en cualquier barriada de nuestra tierra.

Pues, tanto el abundante consumo de lentejas y otros granos, como el derroche de frutos tropicales como el nutritivo mango*, ya han sido señalados como un primer punto favorecedor a la resistencia inmunológica del venezolano.

*Obsérvese las ventajosas propiedades del mango:

  • Fruta tropical venida del Asia, que es rica en vitaminas y minerales.
  • Es nutritiva y antioxidante.
  • Tiene un alto contenido de magnesio, betacarotenos ( precursores de la vitamina A, así que mejora la salud ocular) y vitamina C; todo lo cual refuerza nuestro sistema inmunológico, combatiendo el covid-19.
  • Contiene también: hierro, fósforo, calcio, potasio, zinc, sodio y vitaminas E, K y el complejo B.
  • Tiene alto contenido de fibra, lo que regula el tránsitointestinal y combate el estreñimiento.
  • Reduce el colesterol y controla la glicemia.

Ahora consideremos otras variantes propicias; sabrán que ese bloqueo mencionado ( aupado y hasta exigido por unos opositores al Gobierno que llevan años tratando de sacarlo por medios diferentes a los votos), en varias ocasiones han paralizado los trasportes con unos desórdenes callejeros llamados popularmente 'guarimbas', esto hizo que los venezolanos aprendiéramos a caminar grandes distancias, lo que redundó en mayor ejercitación y fortalecimiento físico.

Es del sentir colectivo, que en todas estas situaciones, el Ser Supremo nos preparaba para tener condiciones óptimas físicas e inmunológicas a fin de enfrentar la pandemia que venía sobre la humanidad.

Pero si quedaran dudas de nuestro favorecimiento divino, con la llegada de los aguaceros tropicales también se ha instalado un sofocante calor para combatir climatológicamente al covid-19, al cual se le ha señalado que no le favorece en nada las altas temperaturas.

Y es que si de algo disfruta el pueblo venezolano es de calor efusivo de toda índole! ¿Quiere comprobarlo? Cuando pase la pandemia y ya no estemos limitados por la cuarentena, venga a nuestras hermosas playas, son kilómetros y kilómetros de costas exuberantes donde se broncean mujeres bellas y se baila el tambor* apasionadamente.

Pero ese mismo calor humano lo encontraráa lo largo de nuestra geografía, en las selvas, los bosques, los llanos, los desiertos y ciudades. Y aún en los pueblos de páramos andinos, la cordialidad propia de nuestra gente lo hará olvidar el frío.

Si se decide por una playa, conozca Chuao, pueblo de aguerridos pescadores, descendientesde negros cimarrones (esclavos africanos que se rebelaron a sus amos), que recientemente defendieron con honor nuestra patria al enfrentar y someter a mercenariosy terroristas que pretendieron invadir nuestro país por esa playa,sin imaginar que todos los pobladores saldrían a ponerlos, bien amarrados, en su sitio.

¡Así somos! Así Dios nos hizo, mezcla de negros, indios y blancos, para encargarnos cuidar y administrar las enormes riquezas que iba a derramar sobre esta tierra; con lo mejor y más fuerte de cada raza, combativos contra lo que venga: hambre, mercenario, terrorista, imperialista o un virus!

E
hace 2 años

Cualquier otra nación ya habría sucumbido si le hubiese tocado enfrentar lo que le ha tUnido que resistir Venezuela frente al imperio de USA, la OTAN y demás lacayos que lo siguen.

Añadir Comentario