Una vez más, una activista es condenada por defender nuestros derechos.

Loujain Alhathloul, conocida por su activismo político en favor de las mujeres y considerada una de las personas con mayor influencia por la revista Arabian Business, ha sido condenada por Arabia Saudí a, ni más ni menos, que 5 años y ocho meses de cárcel.

Loujain Alhathloul se dio a conocer a nivel internacional por su lucha en favor del derecho de las mujeres saudíes a poder conducir, prohibido en ese país. Y lo hizo sin violencia. Sin armas. Poco importa. Ahora ha sido condenada.

Mientras la opinión pública reacciona de la forma habitual, se firman manifiestos en favor de su libertad y se viraliza el hastag en las redes sociales, en algún otro lugar, otro país, otro estado ya prepara el siguiente escarmiento contra quien decida decir no o simplemente, 'no de esta manera'.

En estos últimos años, el número de activistas sometidos, condenados y en muchos casos, asesinados de forma 'legal' por los estados no ha parado de crecer. Gente anónima que ha defendido los derechos de todos nosotros y lo ha pagado caro. Gente que se dio a conocer cuando, en muchos casos, ya era demasiado tarde para ellos.

Esta es la nueva ley y es tendencia, no sólo entre los países de democracias 'poco consolidadas' sino también, entre estados miembros de la Unión Europea.


Emna Mizouni, CC BY 4.0, via Wikimedia Commons

Añadir Comentario